El pasado viernes 26 debutamos otro años más en la Copa Colegial con dos equipos (masculino y femenino), jugábamos contra el colegio Corazón Inmaculado.

En el primer partido jugaban las chicas que estuvieron por delante en todo momento, ganando el partido 21 a 31.

En cambio los chicos no tuvieron la misma suerte y perdieron 42 a 30, quedando eliminados de la Copa Colegial 2018.

La afición contó mucho en el partido, padres, profesores, alumnos, antiguos alumnos y antiguos en la Copa de años anteriores fueron determinantes para pasar una buenas tarde de baloncesto «en familia».